16 Sep2019octubre 24, 2019
TDAH en niños: causas, síntomas y ámbitos a los que afecta

TDAH en niños: causas, síntomas y ámbitos a los que afecta

¿Crees que tu hijo puede tener TDAH? En este post te explico todo lo que debes saber acerca del trastorno de déficit de atención e hiperactividad. ¿Qué es el TDAH en niños? El TDAH es un trastorno neurobiológico que surge en la infancia e implica un déficit de atención, hiperactividad e impulsividad, en muchas ocasiones...

13 Sep2019octubre 24, 2019
Hiperactividad y/o impulsividad excesiva

Hiperactividad y/o impulsividad excesiva

Los niños, por lo general, suelen ser muy activos y esto no quiere decir que sean hiperactivos. En este post te explicamos todo lo que debes saber sobre la hiperactividad y los síntomas que te ayudarán a identificar si tu hijo tiene esta impulsividad excesiva.

¿Cuáles son los trastornos de atención más comunes?

La falta de atención responde a dos causas muy distintas entre sí: orgánica y psicológica. Dentro de estas dos clases encontraremos todos estos trastornos de atención.

Niña con TDAH leyendo un cuento con su madre

Los 7 trastornos de atención que más se repiten en niños son los siguientes:

Inatención

Se da cuando un niño está ensimismado de manera constante. Está centrado en su mundo interior y no hace caso ni responde a estímulos externos. Su origen puede ser orgánico e ir acompañado por problemas de percepción sensorial (responder al estímulo externo mediante los sentidos)

Doble atención

En este caso los niños sí son capaces de prestar atención con ciertos estímulos aunque casi todo el tiempo se dediquen a su mundo interno.

Distraibilidad

Consiste en la incapacidad de mantener la atención en un punto fijo durante un tiempo prolongado.

El niño está en constante tentación a cambiar el foco de atención ante otros estímulos más secundarios. Puede ir acompañado de momentos de euforia o irritabilidad. Si tu hijo es distraído lo más probable es que hable mucho.

Negligencia

Se da un problema de percepción del mundo extrapersonal o externo además de una gran incapacidad de atención. El niño percibe lo de su alrededor pero su cerebro es incapaz de procesarlo ya que tiene una lesión.

Apatía

También conocida como falta de interés. También está relacionada con algún problema físico como la malnutrición o los problemas de sueño o fatiga.

Inatención motivacional

Parecido a la apatía pero parte de un problema de motivación, el niño lo está lo suficientemente motivado pese a que el adulto piense que el estímulo si es suficientemente tentador.

Fatigabilidad

Problema de atención debido al cansancio o la fatiga. No son capaces de retener mucha información. Suele estar relacionada con los niños que tienen poco sentido del humor.

Niña con falta de atención

¿Cómo puedo saber si mi hijo tiene un trastorno de atención?

Para poder responder adecuadamente esta pregunta es necesario tener en cuenta la edad. No se le puede exigir lo mismo a uno niño de 3 que a uno de 9.

Algunos de los indicios de que puede haber un trastorno de atención son los siguientes:

  • Olvida aspectos claves de lo que debe hacer: le mandan cualquier tarea y no presta atención de los detalles y de lo que debe hacer. Por ejemplo: si tiene que copiar un enunciado en un problema es probable de olvide copiarlo.
  • Le cuesta mantener la atención incluso cuando hace cosas divertidas, como jugar.
  • No escucha cuando le hablas de manera directa, tiende a mirar a las musarañas.
  • Olvida lo que le mandas y no lo hace por desobedecer.
  • Pierde constantemente cosas como material escolar.
  • Presta más atención a estímulos secundarios que al principal o más importante.

 Consejos para ayudar a niños distraídos

Que un niño se distraiga con más facilidad de lo normal hará mella en su proceso de aprendizaje. Será más lento al aprender y los deberes se convertirán en un verdadero incordio para los padres. No debemos regañar al niño o enfadarnos con él ya que se podría inútil, culpable o fracasado.

Con los siguientes consejos ayudarás a tu hijo a concentrarse más en las cosas:

  • Vigila su sueño: asegúrate de que duerme lo suficiente y que descansa apropiadamente. Muchos niños no rinden porque están cansados.
  • Mírale directamente a los ojos al hablar con él: es la mejor forma de estar seguro de si te entiende o no.
  • Evita elementos que le puedan distraer cuando trabajes con él. Aparta pantallas, luces y otros objetos que puedan desviar su atención.
  • Anímale a resumir. Que resuma con frases cortas lo que acaba de hacer le ayudará a concentrarse y a hacer memoria.
  • No le dejes lo más difícil para el final: estará fatigado y podría perder el interés en esforzarse.
  • Incentiva su intelecto con juegos que ayudan a ejercitar la memoria y concentración.
  • Ten paciencia: la concentración y la atención se trabajan poco a poco. Esperar resultados inmediatos es un error.

Solicita tu CÓDIGO DE INVITACIÓN GRATIS

Desde TuEducadora tratamos de ayudarte a educar a tu peque sin necesidad de ir a la escuela infantil. TuEducadora está liderado por Marta López, educadora infantil con más de 10 años de trayectoria profesional, trabajando en diferentes escuelas infantiles así como educando a niños en sus casas con diferentes proyectos educativos.