Cómo educar a un bebé que pega: tips para educar en la tolerancia y el respeto

TuEducadora / Blog / Las rabietas / Cómo educar a un bebé que pega: tips para educar en la tolerancia y el respeto

No.No.No. La negativa como solución nunca ha sido el mejor remedio para educar a un niño. Entre el primer y el tercer año de la vida de los más peques, estos suelen desarrollar un comportamiento agresivo que supone la imposibilidad de gestionar sus emociones.

Es una conducta insufrible y que termina por volver locos a muchos papás. Por eso, en TuEducadora voy a darte unos pequeños tips y consejos para que educar a tu hijo, en algo tan importante como no pegar, sea más fácil que nunca.

¿Por qué pega tu hijo?

Lo primero que tienes que entender es que cuando los niños pegan siempre hay un motivo detrás. Las emociones que experimentan en estos primeros años de vida son muy variadas y, en muchas ocasiones, no saben gestionarlas de manera correcta ya que, como es evidente, su tolerancia a la frustración es muy baja.

De este modo, la frustración por no saber comunicarse cuando quieren pedir algo o la necesidad de atención son un desencadenante de esta conducta. Principalmente, estas conductas suceden cuando se enfadan o cuando están celosos de otros niños; de hecho, casi todas las peleas de este tipo empezarán con un ¡es mío!

Educa en casa

¿Te gustaría tener la ayuda de una educadora en tu casa?

¿Quieres una guía para educar a tu peque? ¿Tienes dudas de si lo estás haciendo bien? Puedo ayudarte a educar de la mejor manera posible a tu niño. ¿Te apuntas?

Pide ahora mismo tu código de invitación a TuEducadora -> LO QUIERO

Aprender a compartir, sobre todo la atención, es algo que los niños no suelen comprender. Por este motivo, el ¡no! y demás negativas no son la solución; estos son sentimientos normales y negarlo solo aumentará la frustración del peque. De este modo, ayudar gestionar y canalizar esta irá será el camino correcto.

Cómo evitar que tu hijo se comporte de forma agresiva

Ahora bien, hacer entender esto a tu hijo será complejo. Como educadora experimentada te aseguro que los niños necesitan unos límites y sólo los papás pueden encargarse. Los valores del respeto y la tolerancia son imprescindibles para el desarrollo; por eso, inculcarlos desde pequeños será la solución para que tu hijo comprenda más adelante porque no se pega a otros niños, ni tampoco a papá y mamá.

Niños agresividad

Consecuencias sociales de que tu niño pegue

La primera consecuencia de que los niños peguen, e incluso en ocasiones que muerdan, es el daño físico que le causan a los otros peques; un daño que, en el caso de ser un mordisco, necesitarán de una cura y podrán dejar hasta cicatriz.

Otra consecuencia es la imagen que transmite tu hijo; cuando un niño pega es normal que otros papás adviertan a sus hijos y les inviten a no acercarse para que no les hagan daño. Esto tampoco es una solución, pero es cierto que la adaptación al cole de tu peque será más complicada si este tiene berrinches de este calibre en el aula o cuando salen al recreo, incluso en el ratito que estés en el parque con él.

La última consecuencia, pero no menos importante, es que los niños aprendan e interioricen que estos comportamientos son los correctos. Adoptar ésta como la manera correcta para resolver situaciones conflictivas o de competición será algo que debes evitar a toda costa.

¿Cómo afecta que un niño pegue a la adaptación al colegio?

Como mencionaba antes, estos comportamientos agresivos y de intolerancia a la frustración pueden provocar que tu hijo se sienta excluido en el cole. No sólo por lo que comentábamos, sino porque pasará más tiempo castigado que con sus compañeros disfrutando y desarrollando sus habilidades sociales.

Aunque los profesores de tu peque pueden ayudar, es importante que tú tomes las riendas y sepas qué actitudes no admitir y cómo frenar las rabietas de tu hijo. Por otro lado, contar con un servicio como el que te puedo ofrecer en TuEducadora también te será de ayuda porque evaluaré individualmente a tu peque, sus comportamientos y actitudes, dándote herramientas para que puedas gestionar su impulsividad sin volverte loco.

Niños que se pegan por no compartir

Cómo actuar cuando tu hijo pegue a otros niño

Ahora que ya te he explicado un poco qué pasa cuando tu hijo pega, te daré unas pautas para que puedas actuar cuando tenga un comportamiento así.

Lo primero que debes comprender es que gritarle y ponerte nervioso no es la solución y solo frustrará más a tu hijo. Si el niño ya es capaz de comunicarse, la mejor manera será explicarle por que lo que ha hecho no está bien y enseñarle otras maneras, a través del juego, para exteriorizar esta conducta. Para ello, los juegos de emociones son bastante útiles ya que los niños sabrán qué es lo que están sintiendo.

Medidas inmediatas

Ante un comportamiento de esta envergadura lo primero que debes hacer es retirarle de la actividad y llevarle a un lugar apartado donde no pueda interactuar con otros niños, ni mucho menos volver a pegar a ninguno.

Tras unos minutos, en los que debe de calmarse, es importante que le indiques que ahora es momento de pedir perdón a quien haya hecho daño.

Educa en casa

¿Te gustaría tener la ayuda de una educadora en tu casa?

¿Quieres una guía para educar a tu peque? ¿Tienes dudas de si lo estás haciendo bien? Puedo ayudarte a educar de la mejor manera posible a tu niño. ¿Te apuntas?

Pide ahora mismo tu código de invitación a TuEducadora -> LO QUIERO

¿Y si os pega a vosotros?

Hasta ahora hemos supuesto que los niños pegan a otros niños, pero ¿y si os pega a vosotros? A continuación te dejo unos tips que deben cumplirse:

  • Establece normas y límites: es imprescindible que le pongas normas y te dejes de las manidas frases de “pórtate bien” o “eso no se hace”.
  • No hables con él cuando esté enfadado: no puedes demostrarle que esto te da igual y que aunque se haya portado mal tu vas a hacer como si nada. Puedes establecer con tu hijo que le vas a dejar calmarse y que en unos minutos volverás y hablarás con él, solo si está más calmado.
  • La violencia no resuelve la violencia: así es, no vas a arreglar nada pegando a tu hijo puesto que entenderá que ese comportamiento es normal y que no está tan mal si papá o mamá lo hacen.

¿Qué NO debes hacer nunca?

Ya te he explicado tips para que actúes; por eso, ahora te diré algunas cosas que no puedes hacer nunca. Aquí van:

  • Gritarle: esto solo le excitará más y hará que su frustración sea mayor. Tu hijo necesita calma y serenidad y tu voz pausada intentando explicarle las cosas será el mejor remedio.
  • Pegarle: NUNCA. Como te decía antes, la violencia no resuelve la violencia.
  • No darle importancia a la situación: tampoco es lo correcto ya que el niño debe de comprender la gravedad de sus actos.

Madre hablando con su hija

Refuerzo positivo, ¿sí o no?

Sí, siempre sí. Para que tu hijo comprenda mejor lo que no está bien, lo ideal sería que le premiaras cuando sepa gestionar esta rabia. Elogiar estas conductas hará que tu hijo vea que mamá y papá se sienten orgullosos de él cuando hace algo bien y lo querrá repetir.

Juegos con los que enseñar a no pegar

Como siempre, creo que educar estos comportamientos con juegos y con actividades divertidas y que puedan hacerse en familia es la mejor solución. A continuación te dejo unos cuantos juegos que te podrán ser de mucha utilidad.

La mesa de la paz 

Este es un recurso del método Montessori que enseña a los peques a resolver conflictos. Normalmente, se realiza en un lugar luminoso y tranquilo donde los niños irán a pensar y a reflexionar, peor nunca será obligatorio. Para que tenga más sentido, y el peque sepa controlar el tiempo, se debe poner un reloj de arena en la mesa. 

En la mesa de la paz hay unas normas que, poco a poco, se irán convirtiendo en normas básicas para los peques. En la mesa de la paz no se grita, se habla por turnos y se expresan todos los sentimientos diciendo cómo se sienten y buscando entre todos una solución.

Cuentos sobre gestión de las emociones

Así es, gestionar las emociones es un camino complejo que puede desarrollarse de manera sencilla si se hace con juegos basados en el entretenimiento de los niños. De este modo, los niños sabrán siempre identificar lo que les pasa y entonces será más sencillo actuar.

Ahora ya tienes unos cuantos tips para educar a tu peque a no pegar y, sobre todo, a gestionar sus emociones. Si tienes dudas o no consigues llevar a cabo estas pautas siempre puedes contactar conmigo y encantada desarrollaré un plan a medida para tu peque. ¿Hablamos?

Solicita tu CÓDIGO DE INVITACIÓN GRATIS

Desde TuEducadora tratamos de ayudarte a educar a tu peque sin necesidad de ir a la escuela infantil. TuEducadora está liderado por Marta López, educadora infantil con más de 10 años de trayectoria profesional, trabajando en diferentes escuelas infantiles así como educando a niños en sus casas con diferentes proyectos educativos.

¡Comenta lo que quieras!

Tu email no será publicado.