Niños que se despiertan por la noche, ¿por qué?

TuEducadora / Blog / Sueño infantil / Niños que se despiertan por la noche, ¿por qué?

Al igual que hay niños de sueño fácil que se acuestan plácidamente y pasan la noche sin ningún tipo de problemas, también los hay que tienen el sueño más agitado.  De hecho, hay muchos niños que se despiertan por la noche y se niegan a acostarse cuando llega la hora de hacerlo o salen constantemente de la habitación a lo largo de la noche.

¿Por qué mi bebé se despierta mucho por la noche?

El sueño del bebé termina por afectar al de toda la familia aunque esto es algo absolutamente normal. El problema principal es que cuesta gran trabajo volver a recobrar el sueño tras desvelarse.

La noche es un espacio temporal delicado para los niños, especialmente cuando dejan la habitación de sus papás para dormir en la suya propia. Es común que al principio no se sientan seguros o protegidos, por lo que no logran conciliar un descanso profundo.

Esta tendencia no se puede tratar como insomnio, un mal hábito o un error de educación. Esta conducta irá desapareciendo conforme vaya creciendo el niño o bebé.

Niño durmiendo solo en su cama

Mi niño no duerme la noche del tirón

Las causas más comunes de la dificultad en el sueño del niño son: los terrores nocturnos y las pesadillas y suelen tener lugar entre los 3 y los 6 años. Normalmente, estos terrores están directa o indirectamente relacionados con estrés, ansiedad y temores de los niños.

Una enfermedad, una mala experiencia o una película pueden hacer que el sueño del niño se vea agitado y se despierte de manera constante durante la noche.

Cómo actuar ante los niños que se despiertan por la noche

No existe un protocolo de actuación único para todos los niños, aunque sí hay numerosas estrategias que se pueden poner en práctica:

  • Elimina gradualmente todo aquello que tu hijo “necesitaba” para dormir: tu compañía, el chupete, un piloto encendido, etc. Si se despierta en la noche y no los encuentra donde estaban,se levantará y acudirá al lado de los padres para reclamar ciertamente su atención.
  • Muéstrate tajante, firme y segura ante cualquier decisión: si has decidido que tu hijo no duerma más con vosotros, no entendería el por qué unos días sí y otros no. Eso sí, muéstrale tu decisión con cariño: acompáñale a su habitación, arrópale. dale un beso, etc.
  • Refuerzo positivo: es recomendable alabar y recompensar de alguna manera cuantas menos veces se levante. Puede servirle como incentivo para lograr su objetivo y perder ese “miedo”, igual que hacer cuando empiezan con el programa de control de esfínteres.
  • Es importante el hacerles ver la asociación entre sueño y el placer: en ningún momento debemos hacer que de alguna manera lo vean como un castigo.

Al ser hago cotidiano y tan importante es necesario que adquiera buenos hábitos para que siempre duerma bien, solo y en torno a la misma hora:

  • Establece una rutina de sueño: antes de dormir ha de tener un tiempo de tranquilidad.
  • Evita o reduce al mínimo el visionado de televisión u otras plataformas de vídeo.
  • Establece un horario para dormir todos los días.
  • Controla la temperatura de la habitación.
  • Evita dormir con el niño.
  • No acudas a las llamadas del niño cada vez que éste se queja.

¡Accede ahora mismo!

Desde TuEducadora tratamos de ayudarte a educar a tu peque sin necesidad de ir a la escuela infantil. TuEducadora está liderado por Marta López, educadora infantil con más de 10 años de trayectoria profesional, trabajando en diferentes escuelas infantiles así como educando a niños en sus casas con diferentes proyectos educativos.

¡Comenta lo que quieras!

Tu email no será publicado.