Mi hijo de 1 año no quiere comer sólidos: ¿qué hago?

TuEducadora / Blog / Alimentación saludable / Mi hijo de 1 año no quiere comer sólidos: ¿qué hago?

Algunos niños pasan de la alimentación líquida a la sólida con bastante rapidez; en estos casos, los pequeños comen casi cualquier cosa que se les da. Otros, en cambio, llevan bastante mal este proceso de transición y no quieren comer alimentos sólidos.

¿Por qué el bebé se niega a probar los sólidos?

En la mayoría de los casos, los niños se niegan a probar alimentos sólidos por falta de costumbre, algo que seguramente pasó cuando empezaste a darle purés.

Qué hacer si un niño no quiere alimentos sólidos

También es posible que su falta de apetito se deba a aburrimiento, a que la comida no está a una temperatura correcta o a que el pequeño haya comido algo antes, entre otras causas.

Es cierto que hay que diferenciar entre aquellos niños que se niegan a comer un trozo sólido y los que no quieren ingerir ni puré. No pasa nada si tu bebé come todas las proteínas necesarias mediante purés, el pequeño estará alimentado y no tendrá problemas de nutrición.

Aún así, no puedes pretender que tu hijo coma purés durante toda su vida, en algún momento tiene que dar el paso y hacer la transición hacia la alimentación sólida, con distintas texturas y sabores. En TuEducadora. com también te hablo de cómo hacer que un niño como verduras y frutas, alimentos básicos para una dieta saludable.

Educa en casa

¿Te gustaría tener la ayuda de una educadora en tu casa?

¿Quieres una guía para educar a tu peque? ¿Tienes dudas de si lo estás haciendo bien? Puedo ayudarte a educar de la mejor manera posible a tu niño. ¿Te apuntas?

Pide ahora mismo tu código de invitación a TuEducadora -> LO QUIERO

¿Puede afectar a su nutrición no comer sólidos?

No comer alimentos sólidos no interfiere en la nutrición de los niños. Durante su primer año de vida, el bebé se ha alimentado principalmente gracias a la lactancia; por eso, el pequeño comienza a ingerir los alimentos sólidos como complemento de los nutrientes de la leche. En esta etapa, es muy importante usar juegos sensoriales de estimulación gustativa que te ayuden a incentivar a tu hijo a una dieta rica en todos los nutrientes.

Con el paso del tiempo, si el niño no ha comenzado a ingerir alimentos sólidos puede derivar en problemas mayores. Una falta de vitaminas o una anemia suele ser las principales deficiencias. Si ves que tu hijo de 1 año no quiere comer sólidos lo mejor es consultar con el pediatra.

Un niño comiendo alimentos sólidos

Además de estas enfermedades, no comer alimentos sólidos puede derivar en otros problemas:

  • El niño rechaza estos alimentos: al estar acostumbrado a comer la fruta y la verdura de forma triturada, con el paso del tiempo evitará ingerirlos y tendrá una mala alimentación.
  • No ejercita la musculatura bucal y fácil: esta falta de costumbre puede derivar en problemas de articulación.
  • Problemas a la hora de comer: este momento se convierte en un suplicio y una situación de tensión entre padres e hijos.
  • Tiene más peligro de atragantarse: como no come alimentos sólidos, el niño no domina el manejo de alimentos en su boca, pudiendo derivar en un atragantamiento.

Consejos para ayudarle en la transición triturado – sólido

Antes de nada, lo mejor es consultar con el pediatra para evitar un problema físico. Es cierto que debes tener mucha paciencia con tu hijo, cada niño tiene sus tiempos y sus miedos. Aún así, si a los doce meses, el pequeño no ha conseguido reemplazar la leche por una comida sólida, puedes probar con estos trucos:

  • Respeta sus tiempos: todo requiere su calma, y aprender a comer alimentos sólidos también. Es cierto que algunos niños lo reclaman desde que nacen, pero su sistema digestivo no está adaptado para ello.
  • Ofrece alimentos en pequeños trocitos: el mismo alimento que comes tú, dáselo a él en una pequeña cantidad permitiendo que juegue con la comida.
  • Haz las papillas cada vez más gruesas: empieza a hacer papillas cada vez más gruesas hasta que no necesites la batidora o la licuadora, solo machacarás la comida.
  • Ofrécele plátano: este alimento es sencillo para triturar con un tenedor y tiene una textura y un sabor perfecto para los niños.
  • Ofrécele alimentos que pueda coger con las manos: arroz o cereales son ideales para comenzar. Esto no le alimentará, pero le ayudará a comenzar a masticar, tragar y coger la comida.
  • Amplía la variedad de alimentos poco a poco.
  • No le fuerces: nunca intentes obligar a tu hijo a comer un alimento si se niega a hacerlo. Tu misión es guiarle para que él mismo termine aceptando los nuevos sabores y texturas. Por eso, la paciencia será tu arma fundamental.

Solicita tu CÓDIGO DE INVITACIÓN GRATIS

Desde TuEducadora tratamos de ayudarte a educar a tu peque sin necesidad de ir a la escuela infantil. TuEducadora está liderado por Marta López, educadora infantil con más de 10 años de trayectoria profesional, trabajando en diferentes escuelas infantiles así como educando a niños en sus casas con diferentes proyectos educativos.

¡Comenta lo que quieras!

Tu email no será publicado.