Desde que nacen, los niños son capaces de reconocer los alimentos que les gustan de los que no. Los juegos sensoriales de estimulación gustativa están pensados para que los más pequeños aprendan a distinguir, entre otras cosas, las distintas texturas y sabores de los alimentos.

Estimular el gusto en niños de 1 a 2 años

Los pequeños de uno a dos años están comenzando a probar las texturas y los sabores. Lo mejor es ir despacio e ir dejando que el niño se vaya familiarizando con los distintos platos.

Juegos para estimular el gusto en niños de 2 a 3 años

Los juegos sensoriales de estimulación gustativa para niños de dos a tres años están pensados para que los peques aprendan a relacionar el nombre del alimento con un adjetivo.

Akros - Los 5 sentidos
  • Identificar los sentidos
  • Diferentes imágenes
  • Es fantástico

¿Cuándo se desarrolla el sentido del gusto en los niños?

El sentido del gusto empieza a desarrollarse durante el embarazo, a través del líquido amniótico, sobre la semana 21. Durante la lactancia materna es importante cuidar la alimentación de la madre, puesto que el bebé va a preferir los alimentos que haya consumido la progenitora durante este período de tiempo.

Niño comiendo fruta gracias a los juegos de estimulación gustativa

Tras los seis meses de vida del niño, el pequeño empieza a probar nuevos alimentos y va abriendo sus posibilidades. En mi opinión, es recomendable tener en cuenta la progresión alimentaria del bebé según las distintas opciones de sabores y consistencias; principalmente porque es posible que un niño rechace un alimento por su textura pero no por su sabor.

Recomendaciones para estimular el sentido del gusto en los niños

A continuación te doy algunas recomendaciones que pueden ayudarte a estimular el sentido del gusto de tu hijo:

  • Alimentos saludables: lo mejor es que, durante el embarazo y la lactancia, la madre ingiera alimentos saludables. De esta forma, tras este tiempo, el niño demandará esos productos.
  • Alimentos nuevos: en los bebés es recomendable introducir un producto nuevo cada dos o tres días, probando distintas consistencias. Además, es perfecto para detectar posibles alergias e ir acostumbrando al niño a diversos sabores.
  • Respeta sus gustos: no dejes de ofrecerle alimentos saludables, pero deja que él decida, en la medida de lo posible.
  • Combinalos: no le des siempre los productos de la misma forma, al variar las preparaciones le sorprenderás y harás la comida más llamativa.
  • Da ejemplo: si el niño te ve comer a ti los alimentos, es más probable que quiera consumirlos él mismo.

¡Accede ahora mismo!

Desde TuEducadora tratamos de ayudarte a educar a tu peque sin necesidad de ir a la escuela infantil. TuEducadora está liderado por Marta López, educadora infantil con más de 10 años de trayectoria profesional, trabajando en diferentes escuelas infantiles así como educando a niños en sus casas con diferentes proyectos educativos.