Semana 4 de embarazo: primera falta, ¡test positivo!

Marta López

Marta López, educadora infantil

Actualizado el

Cuando te quieras dar cuenta ya estarás en la semana 4 del embarazo.

A no ser que estés muy pendiente de tu estado o tengas un especial interés en quedarte embarazada, no será hasta que aparezca la primera falta de tu regla cuando empieces a plantearte si puedes estar embarazada o no.

Lo más importante que ocurrirá en este momento será la implantación del embrión en tu útero. Entre su sexto y décimo día de vida, tu bebé se va a semienterrar en él, comenzando a compartir la circulación sanguínea. Sin duda, se trata de pequeños hitos que solo son curiosidades, pero que a todas las futuras mamás les encanta conocer.

Con todo, hay una primera falta y ya es real que estás embarazada, así que ¡enhorabuena!

Cambios en tu bebé esta semana

En esta semana, las células de tu bebé, que ya tiene el tamaño de una hormiga pequeña, siguen multiplicándose a una velocidad de vértigo.

Algunas de esas células ya van dando forma a la placenta, que nutrirá a tu bebé a lo largo del embarazo y te enviará su dióxido de carbono y sus sustancias de desecho.

Al final de esta cuarta semana de embarazo aparece una estructura en el embrión llamada “placa precordal”, que dará lugar a la boca de tu bebé.

Tus cambios físicos y emocionales

Semana 4 de embarazo: primera falta, ¡test positivo! 1

Ten en cuenta que en el momento de la implantación del embrión en el útero se producirá un pequeño sangrado, conocido como sangrado de implantación.

No es motivo de preocupación, ya que es una reacción totalmente normal de tu cuerpo ante el embarazo.

Solo debes preocuparte si este sangrado dura más de tres o cuatro días y es muy abundante. Entonces deberás consultar con tu médico, que deberá explorarte y contarte cómo actuar.

Si sueles tener un flujo vaginal más espeso y blanco antes de la menstruación, descubrirás que este mes es todo lo contrario, transparente y fluido.

La tensión mamaria y los síntomas abdominales pueden confundirse con los típicos premenstruales.

En esta semana también pueden aparecer las náuseas. Olvídate de que sean matutinas, porque pueden surgir en cualquier momento del día, no solo por la mañana. Quizá pueda ser de los efectos secundarios más desagradables que experimentarás las primeras semanas y meses de tu embarazo.

La sensibilidad de tus mamas irá en aumento y notarás cambios constantes en tu humor, puesto que tienes que asimilar que comienza a crecer una vida en tu interior. Se deben al aumento de los niveles hormonales en tu cuerpo, y que pueden ser muy potentes durante el primer y el tercer trimestre.

Consejos para tu bienestar

Las primeras semanas y meses de tu embarazo son fundamentales para el futuro buen desarrollo de tu bebé, con lo que tienes que adoptar hábitos saludables, que no acarreen problemas al bebé.

Destierra el alcohol y el tabaco de tu rutina; consulta con tu médico qué medicamentos puedes tomar durante la gestación, e indica la posibilidad de que estés embarazada si te vas a someter a una prueba diagnóstica como una radiografía.

Si has optado por hacerte un test de embarazo y este es positivo, no demores la llamada a tu centro de salud, para pedir cita con tu matrona o tu ginecólogo privado. Serán los profesionales que puedan guiarte sobre las citas médicas y las actuaciones necesarias a lo largo de estos nueve meses que quedan por delante para el parto.

Si no te has adelantado y aún no estás tomando ácido fólico y yodo, serán de los primeros consejos que te den. Serán tus aliados a la hora de evitar daños en tu bebé como la espina bífida, el labio leporino o el hipotiroidismo congénito, causante del retraso mental grave.

Si has empezado a notar náuseas, es mejor que tomes algún alimento sólido antes de levantarte, como pan tostado. Hay que evitar tener el estómago vacío durante mucho tiempo, por lo que puedes aumentar el número de ingestas que haces a lo largo del día. No hace falta comer por dos, como se dice comúnmente, pero sí hacer varios tentempiés entre comidas, con fruta o alimentos saludables.

Exámenes médicos y pruebas

La primera prueba de fuego de esta semana será el test de embarazo, que detecta en la orina una hormona llamada gonadotropina coriónica humana.

He de decirte que se trata de una hormona que se puede detectar mucho antes en sangre, por lo que, ante un resultado dudoso en orina, puedes optar por el análisis sanguíneo para averiguar si estás embarazada.

Semana 4 de embarazo: primera falta, ¡test positivo! 2

Los test de orina que puedes encontrar en el mercado tienen distintas sensibilidades, que rondan entre las cinco y las 20 miliunidades internacionales por mililitro.

Los test ultrasensibles de cinco miliunidades internacionales por mililitro ya pueden darte a conocer si estás embarazada si lo haces al final de la cuarta semana, incluso antes de la falta de la regla.

Pero el mundo de los test de embarazo ha evolucionado y ya existen unos que te indican incluso de cuántas semanas estás, pero a menudo son menos sensibles que los tradicionales de las dos rayitas, por lo que puede que a estas alturas no te den un resultado positivo.

Y recuerda que la presencia de dos rayitas en el test, por claras (en cuanto a su color) que sean, indican que estás embarazada.

Si quieres que el test de embarazo sea eficaz, opta por pillar la primera orina del día, puesto que está más concentrada y la detección de la hormona gonadotropina coriónica humana es más probable.

Preguntas de nuestros usuarios

¿Ya es momento para que mi tripa comience a crecer?

Sí. Entiende que tu cuerpo se está preparando para albergar a un bebé, y aunque en estos momentos solo mide un milímetro, o poco más, tiene que ir haciendo hueco a ese pequeño embrión que comenzará a crecer. Especialmente notarás los cambios por la zona del abdomen.

¿Qué hago para controlar mis cambios de humor?

Puedes optar por aquellos ejercicios que, en tu vida habitual, y hasta ahora, te han servido para relajarte ante alguna situación de estrés. Puedes hacer ejercicios de relajación, masajes, descansar y seguir una dieta equilibrada para sentirte mejor.

¿Puedo continuar con mi rutina de deporte?

Si tu médico da el visto bueno, puedes continuar haciendo ejercicio. La mayoría de las mujeres pueden mantener su rutina, a no ser que haya complicaciones. Si no has hecho ejercicio antes, pero quieres introducir algo de deporte en tu embarazo, pregunta al médico si puedes seguir una rutina sencilla con actividades como nadar, caminar o estirar.

Opinión de Tueducadora y conclusiones

Semana 4 de embarazo: primera falta, ¡test positivo! 3

La cuarta semana de embarazo es cuando puedes conocer, a través de un test de embarazo, que comienza a crecer una nueva vida en tu interior. Es momento en el que la sensibilidad de un test de los que puedes encontrar en el mercado reconoce el crecimiento del embrión en tu interior.

Si te has hecho un test de embarazo casero y ha dado positivo, no demores llamar a tu centro de salud para pedir cita con la matrona, o bien con tu ginecólogo privado. Incluso puedes mantener ambos profesionales, por la sanidad pública y privada, lo que supondrá un control más férreo de tu embarazo.

Es el momento idóneo para comenzar a llevar una dieta saludable, eliminando de la misma el alcohol y el tabaco, así como alimentos grasos y con exceso de azúcar o sal. Tendrás que comenzar a tomar ácido fólico y yodo, que reducirán las posibilidades de que haya malformaciones en tu bebé.

Por otro lado, es ahora cuando se planifica, con los profesionales sanitarios, la rutina que tendrás que llevar durante los nueve meses de embarazo así como las citas médicas necesarias.

Empezarás a experimentar pequeños cambios en tu cuerpo. Puedes que el tamaño de tu tripa empiece a crecer, puesto que se está preparando para el embrión que tiene que ir creciendo de ahora en adelante. Por otro lado, notarás mayor sensibilidad en las mamas y cambios de humor constantes. Es el momento en el que pueden aparecer las fatigas, sin que sea necesario que lo hagan a primera hora de la mañana. Para intentar mantenerlas a raya puedes intentar no dejar tu estómago vacío, espaciando las comidas o introduciendo algunos tentempiés en los huecos de las comidas.

Ahora comenzarás a ser consciente de que estás embarazada y te preparas para una de las experiencias más bonitas que vas a vivir. Disfruta de cada momento y no te olvides de los pequeños detalles que se irán gestando, porque no volverán.

Si quieres saber que ocurrirá más adelante, consulta todos nuestros artículos sobre el embarazo semana a semana.

Marta López

Soy Marta, tu educadora infantil. Mi objetivo es ayudarte a enseñar a los más pequeños desde casa. ¡Lo tengo! He creado un proyecto educativo con el que conseguirás que aprenda y además se entretenga de manera divertida.

¡Comenta lo que quieras!

Tu email no será publicado.