Consejos para ayudar a dormir bien a los niños

TuEducadora / Blog / Sueño infantil / Consejos para ayudar a dormir bien a los niños

La hora de ir a dormir es uno de los momentos más complicados del día. Normalmente, los pequeños de la casa no quieren irse a la cama; las razones son muy variadas y pueden ir desde querer pasar más tiempo con sus padres hasta tener miedo a dormirse. Por eso, te doy unos consejos para ayudar a dormir bien a los niños y que el momento de ir a la cama sea divertido y no una riña constante.

Los niños que duermen bien tienen energía y fuerza suficiente para estudiar, crecer y jugar; por eso, son más felices y están más sanos. Además, es necesario saber cuántas horas tiene que dormir un niño dependiendo de su edad, para no hacer que tu hijo se pase las horas en la cama, ni mucho menos que vaya cansado en su día a día.  Por el contrario, dormir menos horas de las necesarias puede alterar al desarrollo del organismo y concluir en problemas de crecimiento, pudiendo llegar a obesidad infantil.

Formas para dormir a tu hijo

Consejos que pueden ayudar a tu hijo a dormir mejor

Desde pequeños, hay que enseñar a los niños a irse a dormir para que, de mayores, estén acostumbrados y no intenten alargar este momento. Como se que es una tarea muy complicada en muchas ocasiones, te dejo una lista de consejos que pueden ayudarte para conseguir que tu hijo duerma bien.

  • Ritual de sueño: antes de dormir, tu hijo debe realizar actividades como leer un cuento o darse un baño. Con ellas, consigues que el pequeño se relaje y se tranquilice antes de meterse a la cama.
  • Suprime los videojuegos y la televisión: estas tareas suelen excitar a los más pequeños, por eso hay que reducirlas al máximo antes de irse a dormir.
  • Horario para dormir: si tu hijo se va a la cama siempre a la misma hora, no le costará coger el sueño.
  • Peluche de apego: si el pequeño lo desea, déjale dormir con un peluche al que tenga mucho cariño.
  • Ambiente agradable: la habitación debe mantener una temperatura constante y que facilite el sueño, unos 19ºC. Además, la ropa de cama debe ser cómoda.
  • Luz encendida: este hábito ayuda al pequeño a no tener miedo por la noche.
  • Habitación a oscuras: igual que es bueno mantener una luz encendida si el niño lo pido, es recomendable cerrar bien las ventanas para evitar que se filtre luz solar.
  • No duermas con él: este hecho le ayudará a dormir pero, cuando lo tenga que hacer solo, le costará más.
  • Alimentación: no le des de comer o beber justo antes de irse a dormir, mucho menos bebidas con cafeína o chocolate.
  • Calma al niño: cuando un bebé ha tenido una pesadilla, necesita tu apoyo y calma. De no ser así, el pequeño no volverá a dormirse en toda la noche.
  • No acudir siempre: si, por el contrario, el niño se queja de que no quiere dormirse. No debes acudir. Esto lo único que hará será que el pequeño se acostumbre a llamarse aunque no exista ninguna necesidad.
  • Verifica que todo está bien: un resfriado o una fiebre pueden impedir que los niños quieran irse a la cama. Por eso, es importante que los padres acudan al médico y se aseguren que no hay ningún problema de salud.

Solicita tu CÓDIGO DE INVITACIÓN GRATIS

Desde TuEducadora tratamos de ayudarte a educar a tu peque sin necesidad de ir a la escuela infantil. TuEducadora está liderado por Marta López, educadora infantil con más de 10 años de trayectoria profesional, trabajando en diferentes escuelas infantiles así como educando a niños en sus casas con diferentes proyectos educativos.

¡Comenta lo que quieras!

Tu email no será publicado.