Los puzzles son unos productos pensados para fomentar la observación, la concentración y la coordinación de los niños; obligan a los más pequeños a mantener su atención durante un tiempo determinado y constituyen una forma útil y lúdica de aprender.

Puzzles para niños de 1 a 2 años

Para niños de 12 meses, que aún son bebés, se recomiendan puzzles de menos de 4 piezas. Las temáticas más comunes para esta edad son animales o figuras geométricas. Suelen ser puzzles encajables o magnéticos, de formas sencillas y colores llamativos y sólidos para que sean fáciles de montar.

ESTÁ DE OFERTA EL MÁS VENDIDO
BOBORA Puzzles Infantiles de Madera
  • Juguete de aprendizaje
  • Promueve la interacción
  • Descubrir objetos
ESTÁ EN OFERTA
Clementoni - Las Formas y los Colores
  • Juego educativo
  • Aprender formas y colores
  • Aprender a encajar piezas
ESTÁ DE OFERTA
Educa Borrás- Juego aprendo mis primeras sílabas
  • Reconocer las letras
  • Construir palabras
  • Ampliar vocabulario
Juguetes Rompecabezas de Madera Con Diferente Figuras para Niño
  • Juego de rompezcabezas
  • Los colores son brillantes
  • Mejorar la creatividad y la imaginación
ESTÁ DE OFERTA
Coogam De Madera Rompecabezas Set, 6 Pack
  • Reconocer animales
  • Mejora la concentración
  • Encajables
Juguetes de Madera Puzzles Infantiles 3 4 5 Anos
  • Puzzles 2 en 1
  • Aprender los números
  • Identificar letras
ESTÁ DE OFERTA
Diset- Aprendo años Juguete educativos 1, 2, 3.10
  • Aprender los números
  • Asociar los número son las cantidades
  • Desarrolla la capacidad de relacionar

Puzzles para niños de 2 a 3 años

Si tu hijo ha jugado con rompecabezas desde los 12 meses, a partir de los 24 meses ya le puedes ofrecer puzzles de 4 a 6 piezas, siempre que el tamaño de las piezas siga siendo lo suficientemente grande. Ya se les puede ir mostrando figuras más complejas en detalles aunque las imágenes han de seguir siendo sencillas.

ESTÁ DE OFERTA EL MÁS VENDIDO
Educa Borrás - Aprendo...El Abecedario
  • Aprender a distinguir la grafía de cada letra
  • Ampliar su vocabulario
  • Aprender imágenes
Melissa & Doug - Rompecabezas de encastre de Madera
  • Emparejar los números con las imágenes
  • Habilidad motora
  • Reconocimiento de números
ESTÁ DE OFERTA
Afunti Bebé Número de Madera
  • Números y símbolos
  • Puzzle de madera
  • Desarrolla las habilidades lógicas
Goula 10 puzzles de 2 piezas de madera con animales de la selva
  • Puzzle de animales
  • Identifica y asocia conceptos
  • Aprender opuestos
ESTÁ DE OFERTA
Educa Borrás - Aprendo... Las Vocales
  • Familiarizarse con las vocales
  • Aprender de forma divertida
  • Diferenciar mayúsculas de minúsculas
ESTÁ DE OFERTA
Conjunto de bloques de madera modulares creativos
  • Desafio para la mente
  • Refuerzo de la creatividad
  • Inspira la imaginación
Akros 50200 - Juego de Rompecabezas
  • Puzzles progresivos
  • Aprende el mundo animal
  • Hecho de cartón

¿Por qué es tan importante que los niños hagan puzzles?

A continuación te muestro los principales motivos por lo que, según mi experiencia, es elemental que tus hijos hagan puzzles:

  • Mejoran la atención y la concentración.
  • Les permite reflexionar y tener un mayor control.
  • Los puzzles fomentan la visión espacial y las habilidades cognitivas.
  • Favorecen el desarrollo del razonamiento perceptivo y las habilidades matemáticas.
  • Estos elementos son esenciales para desarrollar la capacidad motora fina.
  • Su utilización favorece la comunicación de la mano y el ojo.
  • Mejoran la capacidad de sacar información general.
  • Aumentan su autoestima y motivación.
  • Aprenden a organizar los conceptos y la información.

Niño jugando con un puzzle

Beneficios de los puzzles en los niños

Los puzzles favorecen la abstracción del niño y les ayudará en su aprendizaje diario. Dentro de los beneficios de estos elementos, destacan:

  • Motricidad fina: gracias a los movimientos de las piezas.
  • Paciencia: el juego requiere un tiempo y su uso relaja a todos los niños. Además, sirve para tareas de concentración futuras.
  • Trabajo colectivo: los puzzles son perfectos para fomentar el trabajo en equipo y el compañerismo. Para ello, opta por los puzzles para jugar en familia.
  • Capacidad de análisis, observación, concentración y atención: además de mejorar estas habilidades, desarrollan su memoria visual.
  • Interés por el resultado final: el niño querrá ver si ha logrado su objetivo, aumentando su autoestima una vez conseguido.
  • Interacción: pueden servir para trabajar las estaciones o el vocabulario, una forma divertida de descubrir nuevas palabras y crear historias.

Habilidades que desarrollan los niños al hacer puzzles

Las principales habilidades que desarrollan los niños al jugar con puzzles son:

  • Capacidad de análisis y síntesis.
  • Coordinación óculo-manual.
  • Visión espacial.
  • Motricidad.
  • Pensamiento lógico.
  • Creatividad.

¿Cuales son los puzzles más adecuados para cada edad?

Los puzzles están pensados para todas las edades, desde los más pequeños hasta las personas más mayores. Aún así, suelen estar pensados para niños de determinadas edades. A continuación te explico que puzzle, según la edad de tu hijo, es el más adecuado para él:

  • Menos de 2 años: puzzles de menos de 4 piezas. Lo que más te recomiendo es que le enseñes un puzzle de dos piezas terminado, separes las piezas y le enseñes lo que tiene que hacer para volver a unir la imagen.
  • De 2 a 3 años: entre 4 y 12 piezas. Además, son ideales para comenzar a introducir las letras y los números.
  • De 3 a 4 años: entre 12 y 22 piezas.
  • De 4 a 5 años: entre 22 y 48 piezas.
  • Más de 5 años: más de 50 piezas.

Esto es orientativo, todo depende de la experiencia, los gustos y la forma de ser de cada niño. Es posible que tu hijo pueda hacer con 3 años un puzzle de 50 piezas o que sea incapaz de hacer uno de 10.

Solicita tu CÓDIGO DE INVITACIÓN GRATIS

Desde TuEducadora tratamos de ayudarte a educar a tu peque sin necesidad de ir a la escuela infantil. TuEducadora está liderado por Marta López, educadora infantil con más de 10 años de trayectoria profesional, trabajando en diferentes escuelas infantiles así como educando a niños en sus casas con diferentes proyectos educativos.