Semana 21 de embarazo: ¡controla el peso!

Marta López

Marta López, educadora infantil

Actualizado el

No es un consejo que te damos porque sí. Estás en la semana 21 de embarazo y , a partir de ahora, debes mirar con lupa lo que comes, que no significa que tengas que contar calorías, pero debes poner de tu parte para no coger  más de lo que cogerás de por sí.

Tu bebé ya es un/a pequeñajo/a que mide 26 centímetros, como el ancho de un ordenador portátil, y pesa unos 360 gramos, como una taza de desayuno vacía.

Cambios en tu bebé esta semana

Tu bebé ya tiene plenamente desarrollados pequeños detalles, como sus cejas, pestañas, uñas y huellas dactilares. Ya podría tener su propio DNI si estuviera fuera de tu barriga.

Sigue siendo una realidad que su cabeza es muy grande en proporción a su cuerpo, pero su abdomen se va rellenando, dándole a su figura un aspecto más parecido al que tendrá al nacer.

Y continúa generando la grasa necesaria para que la piel de tu pequeño/a siga manteniéndose hidratada y elástica al nacer.

Tus cambios físicos y emocionales

¿Han aparecido las molestas varices? Es debido a que el crecimiento de tu útero provoca que las venas se compriman. Además de antiestéticas, las varices pueden ser dolorosas. Y tenemos una mala noticia, normalmente no desaparecen tras el parto, solo se atenúan un poco, debido a que se recupera la circulación sanguínea.

La peor noticia es que las varices no solo aparecen en las piernas, sino que también pueden hacerlo en la vulva.

Semana 21 de embarazo: ¡controla el peso! 1

Otros síntomas del embarazo que puedes tener desde el comienzo del mismo o que se han ido incorporando a lo largo de los meses son el estreñimiento, manchas en la piel de la cara, estrías, retención de líquidos, dolor de espalda, ciática, ardores o calambres en las piernas.

Consejos para tu bienestar

En esta semana 21 de embarazo lo que te tiene que preocupar es intentar evitar la aparición de las varices, o por lo menos, que se adueñen de tus piernas.

Cuando estés descansando, intenta elevar las piernas, así como hacer ejercicios de flexión y extensión de tobillos y movimientos giratorios con los pies. Cuantas más veces, mejor.

Evita quedarte mucho tiempo parada mientras permaneces de pie. Si tienes que estar de pie, que sea en movimiento, porque así consigues que la sangre llegue a todos los miembros de tu cuerpo.

Otra cosa que debes evitar, aunque parezca una obviedad, es un calzado que te oprima el pie y unos calcetines que te dejen la señal en la piel, porque dificultarán la circulación sanguínea.

Puedes probar a comprar en tu farmacia más cercana unas medias de compresión que, si bien las primeras veces te pueden resultar incómodas, serán una gran aliada. Y es que, comprimen tus piernas, pero dejando espacio al retorno venoso. Y te ayudarán a que notes menor cansancio en tus piernas.

Cuando estés sentada, procura no cruzar las piernas, y en la ducha, alterna el chorro de agua fría y tibia en tus pantorrillas, porque también mejorará la circulación sanguínea en tus piernas.

Exámenes médicos y pruebas

Esta semana te libras de visitar al médico. Solo si en la ecografía de la semana 20 la postura de tu bebé no te permitió conocer su sexo, puede que te citen para intentar repetir la prueba.

Preguntas de nuestros usuarios

¿Cuántas horas duerme mi bebé a las 21 semanas?

En tu interior se siente calentito, cuidado y mimado, por lo que su acción favorita es dormir, llegando incluso a hacerlo durante 18 horas diarias.

Si estoy en la mitad de mi embarazo, ¿significa que ya debería haber ganado la mitad del peso que cogeré en total?

El peso que irás adquiriendo a lo largo del embarazo no es proporcionado. Por tanto, lo ideal es que a estas alturas no hubieras cogido más de 4-5 kilos. Si has cogido más kilos, vigila tu dieta y valora si estás haciendo suficiente ejercicio.

Opinión de Tueducadora y conclusiones

Semana 21 de embarazo: ¡controla el peso! 2

Esta semana, la 21 de tu embarazo, debes plantearte cuidar mucho tu relación con la báscula, es decir, que debes mostrar especial atención a lo que comes y el ejercicio que realizas, porque tenderás a  coger, casi por inercia, mucho más peso del recomendado.

Te podemos decir que tu bebé ya mide 26 centímetros y pesa unos 360 gramos, y tiene desarrollados pequeños detalles de su anatomía, como las cejas, las pestañas, las uñas o las huellas dactilares. Y sigue siendo una realidad que su cabeza es muy grande en proporción a su cuerpo.

A partir de ahora, más que nunca, debes cuidar tu dieta y controlar mucho lo que comes. Evita alimentos que puedan hacerte ganar mucho peso e intensifica tu rutina de ejercicios, si puedes y te apetece. La idea es que la ganancia de peso no te condicione hasta la llegada de tu bebé y en el postparto, y que te arrepientas de no haber seguido una dieta equilibrada y haber hecho el ejercicio suficiente.

También aparecerán las molestas, e incluso dolorosas, varices. Esto ocurre porque el crecimiento de tu útero genera compresión en tus venas. Pero tenemos algunos truquitos para ralentizarlas o intentar que no se multipliquen.

Es importante elevar las piernas cuando estés descansando y no cruzarlas; las medias de compresión pueden ser una gran aliada, y debes evitar calzado y calcetines que te opriman; no es bueno estar de pie, sin movimiento alguno, porque la circulación sanguínea se ralentiza.

Una sorpresa positiva de esta semana es que evitarás pasar por el médico, a no ser que tu embarazo sea de alto riesgo o requiera mayor supervisión médica. Te libras de molestas pruebas o análisis.

Si quieres saber que ocurrirá más adelante, consulta todos nuestros artículos sobre el embarazo semana a semana.

Marta López

Soy Marta, tu educadora infantil. Mi objetivo es ayudarte a enseñar a los más pequeños desde casa. ¡Lo tengo! He creado un proyecto educativo con el que conseguirás que aprenda y además se entretenga de manera divertida.

¡Comenta lo que quieras!

Tu email no será publicado.