Semana 13 de embarazo: ¡has superado el periodo de mayor inseguridad!

Marta López

Marta López, educadora infantil

Actualizado el

Te damos una gran noticia. Te encuentras en la semana 13 de embarazo y ya podemos decir que has superado el periodo de mayor vulnerabilidad para tu bebé. Y es que, se estima que hasta uno de cada cinco embarazos se pierden en el primer trimestre.

Por eso, esta semana que alcanzas ahora supone rebasar esa línea de meta y te da una tranquilidad que no tenías antes, puesto que también la primera ecografía aporta seguridad.

Ya podemos decir que tu bebé mide entre siete u ocho centímetros, igual de ancho que un billete de 20 euros. Aunque sigue siendo pequeño, está totalmente formado y es más proporcionado que en las semanas anteriores. Y ya pesa unos 25 gramos, es decir, como unas tijeras escolares.

Cambios en tu bebé esta semana

Como tu bebé está completamente formado, en lo que al físico y a sus órganos se refiere, ahora los cambios importantes se encuentran en su cerebro. Ahora comienzan a establecerse ciertas funciones de su pensamiento.

Su piel es muy delgada aún, por eso se notan en exceso los vasos sanguíneos. Pero no te preocupes, que con el paso de las semanas su piel irá tomando cuerpo y grosor, y va acumulando bajo ella una capa de grasa que la hará más opaca.

Tus cambios físicos y emocionales

Semana 13 de embarazo: ¡has superado el periodo de mayor inseguridad! 1

Al igual que llegar a la treceava semana de embarazo supone una tranquilidad en lo que respecta al buen curso de tu embarazo, también te generará cierta mejora en cuanto a los tan indeseados acompañantes, como las molestas náuseas mañaneras.

Desaparecen las náuseas, te encuentras menos cansada, por lo que tu humor mejora y te sentirás estupenda y muy activa. Además, aumenta la vascularización en la zona vaginal, por lo que mejorarán tus relaciones sexuales.

También comenzarás a ver los cambios que se producen en tu piel. Si tenías tendencia a los granitos, se reducirán o desaparecerán, y observarás más luz en tu piel. Pero lamentablemente, las mismas hormonas que te aportan luz y reducen los granos, harán que aparezca cloasma en algunas mujeres, que son manchas de color amarillento en la piel de la cara.

Y tienes que tener en cuenta que el estreñimiento también seguirá siendo un compañero fiel en tu embarazo y aparecerán las estrías, por lo que deberás cuidarlas y mantenerlas a raya con algún tratamiento que integre aceite de almendra.

Consejos para tu bienestar

Es importante que mejores e incrementes tu rutina de hidratación. Es fundamental hacerlo por dentro, bebiendo mayor cantidad de agua, y por fuera, ayudándote de cremas hidratantes.

Porque, como entenderás, de nada servirá que utilices la crema anti estrías más cara si solo te la pones cuando te acuerdas, de forma esporádica.

A lo largo del embarazo, la piel de las caderas, los muslos, el abdomen y el pecho se va a estirar más allá de lo que puedas imaginar, y si no tienes una genética privilegiada, que se da en pocas mujeres, las pequeñas estrías aparecerán y se quedarán contigo de por vida.

Es una realidad que es muy difícil, por no decir imposible, hacer desaparecer las estrías si no es con cirugía de por medio, pero puedes ayudar a que su tamaño y su apariencia sean menores.

Otra rutina que tendrás que aplicar a rajatabla es ponerte crema con protección solar todos los días, por poca que consideres que será tu exposición al sol, o si esta es indirecta. Y esta rutina tendrá que ser más férrea si los meses de embarazo coinciden con parte de tu embarazo.

Hay una mancha llamada cloasma gravídico, que aparece en las embarazadas, especialmente en su frente, su nariz, sus mejillas y su barbilla. La exposición a factores ambientales puede hacer que la piel de esas partes de la cara se oscurezca. A diferencia de las estrías, el cloasma suele desparecer, pero si no eres constante con la crema con factor de protección solar, las manchas se intensificarán y se quedarán más tiempo de lo que deseas.

Exámenes médicos y pruebas

A lo largo de las consultas a las que acudas irán tomando apuntes acerca de los tonos fetales y tu peso y tensión arterial.

Si en la semana 12 no te dieron los resultados del triple screening, puede que a lo largo de esta semana trece te citen para comentarte el resultado de dicha prueba.

Te recordamos que el triple screening establece un índice de riesgo bastante fiable para determinadas anomalías que pueden afectar a tu bebé. Así, esta prueba valora los parámetros del screening bioquímico precoz, la ecografía del primer trimestre, las semanas de gestación y otros indicadores, como tu edad, si eres fumadora o diabética, tu peso y raza y si el embarazo es gemelar o conseguido mediante reproducción asistida.

Con estos datos, te darán como resultado un índice de riesgo para tu bebé. Pero tendrás que tener presente que dicho resultado no puede servir para diagnosticar nada.

En caso de que el riesgo obtenido fuera elevado, te propondrán una prueba diagnóstica posterior.

El resultado siempre se expresa en la forma 1/número, que quiere decir que el riesgo de que tu bebé tenga o padezca es anomalía es de 1 entre ese número.

El objetivo de esta prueba es orientar hacia la necesidad o no de realizar pruebas que sí son diagnósticas, pero conllevan algún riesgo.

Preguntas de nuestros usuarios

¿Puedo utilizar cualquier protector solar durante el embarazo?

Los más aptos son los protectores solares con filtros físicos que, aunque son difíciles de extender y de absorber, son más eficaces. Se ha detectado que algunos componentes de los protectores solares se acumulan en la placenta, aunque no se conocen sus consecuencias en la salud del bebé. Pero la duda no puede llevarnos en ningún momento a dejar de utilizar protector solar.

¿Puede sufrir mi sistema inmunitario en esta fase del embarazo?

Sí, en esta etapa tu sistema inmunitario puede debilitarse, lo que puede dar lugar a mayor número de catarros o infecciones. Esto ocurre para impedir que el cuerpo de la madre rechace al bebé en desarrollo.

¿Me puedo vacunar de la gripe?

A partir de la semana 13 de embarazo ya es posible vacunarse contra la gripe, si lo necesitas y tu médico te lo recomienda. Con anterioridad es negativo debido a que los órganos de tu bebé están en formación.

Opinión de Tueducadora y conclusiones

Ya te encuentras en la semana treceava de embarazo, y puede que suponga un antes y un después en la gestación de tu bebé. Es un buen momento para dejar de tener esos ciertos miedos a que algo se pueda torcer, puesto que tu bebé ya está más asentado en la placenta y sus órganos se han gestado de forma correcta y completa.

Ahora te puedes sentir mucho más cómoda con este dulce momento que estás viviendo y seguro que tendrás mayor seguridad al contarlo a los demás, porque como decimos, parte de tus miedos se habrán ido.

Semana 13 de embarazo: ¡has superado el periodo de mayor inseguridad! 2

En estos momentos, tu bebé mide entre siete u ocho centímetros, igual de ancho que un billete de 20 euros, y pesa unos 25 gramos, como unas tijeras escolares.

El cuerpo y los órganos de tu bebé ya se han desarrollado, por lo que, los cambios en estos momentos se notarán mucho más en su cerebro y en la actividad que se da en el mismo.

En tu caso, mami, puede que se trata del deseado momento en que desaparezcan las molestas náuseas. Y te sentirás menos cansada y fatigada, con lo que tu humor y tus ganas de hacer cosas aumentarán. Tu piel se verá mejor y más luminosa, pero a la vez puede aparecer cloasma, unas manchas amarillentas en la cara, que deberás cuidar a base de no olvidarte de ponerte crema con protección solar.

Es importante que sigas cuidando tu dieta, los alimentos que ingieres, y que hagas ejercicio. Por otro lado, es fundamental que tu rutina de hidratación sea cada más férrea. Beber agua y usar cremas hidratantes será de gran ayuda. Y es que, en estos momentos pueden comenzar a aparecer las incómodas y molestas estrías, que se pueden quedar de por vida.

Si quieres saber que ocurrirá más adelante, consulta todos nuestros artículos sobre el embarazo semana a semana.

Marta López

Soy Marta, tu educadora infantil. Mi objetivo es ayudarte a enseñar a los más pequeños desde casa. ¡Lo tengo! He creado un proyecto educativo con el que conseguirás que aprenda y además se entretenga de manera divertida.

¡Comenta lo que quieras!

Tu email no será publicado.