Colecho: ¿a favor o en contra?

TuEducadora / Blog / Sueño infantil / Colecho: ¿a favor o en contra?

Colecho: ¿a favor o en contra?

Marta López

Marta López

24 de octubre de 2019 (última modificación)

A día de hoy, existen muchas familias que hacen colecho. Esta práctica consiste en que los progenitores duermen con el bebé o niño pequeño. Esta técnica tiene muchos beneficios para el sueño del pequeño y, a su vez, muchos inconvenientes; por eso, es una de las prácticas que mayor controversia tiene.

Beneficios de dormir con tu hijo

Beneficios del colecho con el bebé

A continuación, te mostramos algunos de los beneficios que tiene dormir con el bebé y que te ayudarán a enseñar a dormir solo a un niño.

  • Está más tranquilo: las caricias y los masajes son una actividad que a todo el mundo le gusta y le relaja, especialmente a los niños.
  • Regula mejor la temperatura: si el bebé tiene frío, el pecho materno aumenta dos grados para calentarle. Si por el contrario, el niño tiene calor, disminuye un grado.
  • La pauta de sueño es más regular: al tener a sus progenitores cerca, el niño sabe que no tiene que preocuparse por nada.
  • Lloran menos: como no tiene preocupaciones, no existe una razón para que el pequeño llore.
  • Comen más: los bebés que toman más leche materna y realizan más tomas por la noche suelen ser los que duermen con sus padres.
  • Descansan mejor: los bebés pueden sincronizar la respiración de sus padres con la suya y esto favorece al sueño.
  • Dormir con el bebé es beneficioso para los padres: si el niño duerme más, los padres descansan más. Además, cuanto más se tarda en atender a un niño cuando se despierta y llora, más le costará calmarse y volver a conciliar el sueño.

Relación entre colecho y muerte súbita

La práctica del colecho establece posturas muy encontradas a favor y en contra. Entre ellas, una de las principales controversias surge en relación al Síndrome de muerte súbita del lactante , SMSL, una de las principales causas de muerte durante la infancia.

Según la Academia Americana de Pediatría, para reducir esta posibilidad lo mejor es utilizar el chupete y no practicar el colecho. Además, un estudio de la Acción Coordinada Europea contra este síndrome establece que el colecho es un factor de riesgo en hijos de madres no fumadoras de hasta 8 semanas de edad.

El colecho aumenta la posibilidad de muerte súbita

Por su parte, la Asociación Española de Pediatría, AEP, afirma que no hay datos concluyentes pero desaconseja esta práctica cuando la madre es fumadora. De esta manera, se puede concluir que la manera más segura de dormir para los niños es en una cuna, cerca de los madres.

La muerte súbita es una de las principales causas de muerte en los niños menores de un año; este suceso no puede prevenirse ni evitarse. Aún así, existen una serie de factores de riesgo que hacen que pueda ocurrir con mayor facilidad. Por eso, si tienes un hijo pequeño o lo vas a tener, es necesario que estés informado sobre el síndrome de muerte súbita del lactante, puesto que se recomienda no practicar el colecho como método de prevención.

Practica el colecho con seguridad

A continuación te mostramos cómo hay que practicar el colecho de forma segura.

  • Superficie firme, sin nada que pueda asfixiar al pequeño.
  • Posición idónea con la espalda con la cabeza girada hacia un lado.
  • No debe dormir sobre una superficie mullida.
  • Nunca se debe utilizar un colchón de agua.
  • Mejor sábanas y mantas que edredones de plumas.
  • Si duerme en tu cama, el colchón debe tocar la pared.
  • No deben dormir en sillones o sofás. También es recomendable evitar que duerman en el regazo de un adulto.
  • Evita cubrir su cabeza.
  • Temperatura adecuada.
  • Fumar durante y después del embarazo aumenta el riesgo de muerte súbita. Por ello, ambos progenitores deberían dejar de fumar. Si no es posible, no se debe compartir la cama durante las primeras 14 semanas de vida.
  • Si el bebé tiene menos de un año, no debe compartir la cama con hermanos mayores.
  • Si los progenitores han tomado alcohol, drogas o pastillas para dormir es mejor que no duerman con los niños.
  • Las personas con pelo largo se lo deben recoger para prevenir posibles estrangulamientos. También debe evitarse el uso de vestidos o camisones que tengan lazos largos.
  • Si cualquiera de los progenitores es obeso, es mejor que duerma en una superficie separada de la del bebé.

Dormir con los niños: ¿hasta que edad?

Lo primero que hay que hacer antes de que el niño comience a dormir solo es hablar con él para ayudarle a comprender esta nueva situación. Además, es bueno hacer esta tarea de manera progresiva, comenzando con las siestas para luego, poco a poco, ir haciéndolo con el sueño nocturno.

No existe una edad definida en la que el niño deba comenzar a dormir solo, depende del momento en el que el pequeño se encuentre preparado. Aún así, los expertos recomiendan que, como máximo, a partir de los cinco años los niños comiencen a dormir en su propia habitación.

Marta López

Soy Marta, tu educadora infantil. Mi objetivo es ayudarte a enseñar a los más pequeños desde casa. ¡Lo tengo! He creado un proyecto educativo con el que conseguirás que aprenda y además se entretenga de manera divertida.

¡Comenta lo que quieras!

Tu email no será publicado.

×